Pensamientos de bondad por Aureliano Idalko

Titulo del libro: Pensamientos de bondad

Autor: Aureliano Idalko

Número de páginas: 1000 páginas

Fecha de lanzamiento: July 24, 2018

Pensamientos de bondad de Aureliano Idalko está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

Pensamientos de bondad por Aureliano  Idalko

Aureliano Idalko con Pensamientos de bondad

. Los cr?an en los peque?os rediles estrechos, donde no pueden ni estarse, ni volverse. Luego los matan sobre el matadero es el espect?culo digno de cualquier pel?cula de los horrores. Todo su dolor y el estr?s constante engendra la energ?a, que se hace por la parte de su carne. Cuando comemos la carne comprada en los supermercados, absorbemos literalmente la energ?a del dolor. Esto baja la frecuencia de nuestra energ?a.
3.Ha creado los ejercicios frescos — tuyshou «las manos que empujan». De los tiempos antiguos hab?a unos tipos de la lucha, en que se usaban los golpes con los pies, por las manos, las tomas, la volcadura del rival a la tierra y etc. «las manos que Empujan» - el m?todo combinado que se refiere al arte marcial tradicional china. Su esencia en lo que los rivales por las manos enganchadas uno con otro cumplen los movimientos que enrollan as? que sus manos se encuentren en el contacto constante «las manos que se han pegado». El ejercicio desarrolla la sensibilidad a las acciones del compa?ero de trabajo, sus intenciones. Habiendo enga?ado la mano "ha pegado", por el empuj?n f?cil o el tir?n del rival sumen a tierra. Este m?todo no s?lo ha integrado los tipos que exist?an de la lucha, sino tambi?n los ha perfeccionado. Adem?s, ?l no exig?a el lugar especial, la ropa especial protectora que permit?a dar las clases en cualquier momento y en cualquier lugar. En la actualidad el m?todo tuyshou tiene la tendencia para hacerse el tipo de la lucha deportiva.
Que da a las riquezas,
PESN D?CIMOSEXTO
M? balanceando por ?ltima vez las alas, circunvuelo sobre ?l el c?rculo, luego
— Danila, — a m? sobre la cabeza ha resonado de nuevo la voz de Aglaia.

Por los colores purp?reos la nieve de los rizos;

No pod?an alcanzar.

Me sent?a el grano de arena d?bil que corre en el flujo r?pido. Y nada, nada no es posible cambiar.
Aquel esp?ritu bueno, sobre quien va el relato